Cuando contratar una Organizadora Profesional

Comenzó el nuevo año, recuperamos energía en las vacaciones y volvemos llenos de proyectos personales, laborales y para la casa. Ordenar el placard, descartar las cosas de la baulera que no uso hace años, reorganizar el lavadero, etc. Es muy probable que, con el entusiasmo propio del comienzo del año, la lista llegue a ser larguísima.

Cuando nos cuesta arrancar

También es probable que a medida que pasan los meses la lista siga intacta. Aunque se haya intentado una y otra vez realizar los proyectos. En ese momento es cuando las Organizadoras Profesionales (en su amplia mayoría mujeres) entran en escena. Porque una Organizadora Profesional (OP) brinda soluciones a quienes se encuentran superados por una situación de desorganización y desorden y los ayuda a retomar el control de sus espacios y de su vida.

La mayoría de las personas confían en que pueden encarar los proyectos de organización de su hogar o su oficina por sí solos. Sin embargo, cuando la carga de intercalar estos proyectos con las obligaciones cotidianas es abrumadora, lo ideal es contratar a un experto. Del mismo modo que se contrata un entrenador personal para estar en forma o a un nutricionista para mejorar la alimentación.

Una Organizadora Profesional es un facilitador que cuenta con herramientas que le permiten aplicar los sistemas de organización que mejor se adapten a las necesidades del cliente buscando un orden que sea sostenible en el tiempo.

Cuando el problema se repite

Es muy común el comentario “ordeno y se vuelve a desordenar”, “ordeno todo el tiempo y está siempre desordenado”. Esto es porque no es lo mismo ordenar que organizar. Ordenar es colocar los objetos de una determinada forma en un determinado momento. En cambio, organizar es crear un sistema personalizado y permanente para conseguir un espacio ordenado y funcional.

Una Organizadora Profesional u OP puede ayudar a identificar el origen del desorden en primer lugar, acompañar en las decisiones de descarte y crear sistemas de guardado más eficientes y de fácil mantenimiento.

Frente a los cambios

Mudanzas, casamientos, divorcios, el nacimiento de un hijo, la pérdida de un ser querido, los hijos que crecen y se van de casa. Son todas situaciones que representan cambios en el funcionamiento del hogar y que pueden ser transitados con mayor facilidad con el acompañamiento y el asesoramiento de una OP.

Que esperar de una Organizadora Profesional

Una organizadora profesional puede ayudar a organizar un placard, una cocina, un baño, un lavadero, una baulera, un garaje, los archivos de la computadora, una oficina, el funcionamiento en general de una casa o coordinar una mudanza. No se trata solamente de doblar prolijo, no es un servicio de limpieza, ni realiza las tareas del personal doméstico. Se encarga de asesorar a los clientes a tomar decisiones para para transformar sus espacios y poder vivir más a gusto (Ver también: El orden mejora la calidad de Vida).

Hay diferentes especializaciones y formas de realizar el trabajo. El trabajo es personalísimo y en estrecha relación con el cliente que es quien va a disfrutar los beneficios de vivir en una casa organizada.

Desarrollado por